3 Pero esos sacrificios son un recordatorio anual de los pecados,