20 Todo esto duró unos cuatrocientos cincuenta años.»Después de esto, Dios les asignó jueces hasta los días del profeta Samuel.