14 Se presentaron ante los jefes de los sacerdotes y los ancianos, y les dijeron:—Nosotros hemos jurado bajo maldición no comer nada hasta que logremos matar a Pablo.