22 Entonces Félix, que estaba bien informado del Camino, suspendió la sesión.—Cuando venga el comandante Lisias, decidiré su caso —les dijo.