7 Su país está desolado,sus ciudades son presa del fuego;ante sus propios ojoslos extraños devoran sus campos;su país está desolado,como si hubiera sido destruido por extranjeros.