8 Pues dice: “¿Acaso no son reyes todos mis jefes?