8 Y el centinelaa gritó:«¡Día tras día, Señor,estoy de pie en la torre;cada noche permanezcoen mi puesto de guardia!