15 A los ojos de Dios, las naciones soncomo una gota de agua en un balde,como una brizna de polvo en una balanza.El SEÑOR pesa las islascomo si fueran polvo fino.