7 El artesano anima al joyero;y el que aplana con el martillole dice al que golpea el yunque:«¡Es buena la soldadura!»;luego asegura el ídolo con clavospara que no se tambalee.