22 Así dice tu SEÑOR y Dios,tu Dios, que aboga por su pueblo:«Te he quitado de la manola copa que te hacía tambalear.De esa copa, que es el cáliz de mi furia,jamás volverás a beber.