11 Entonces exclamé:—¿Hasta cuándo, Señor?Y él respondió:«Hasta que las ciudades queden destruidasy sin habitante alguno;hasta que las casas queden deshabitadas,y los campos, asolados y en ruinas;