18 Ya no se sabrá de violencia en tu tierra,ni de ruina y destrucción en tus fronteras,sino que llamarás a tus muros “Salvación”,y a tus puertas, “Alabanza”.