17 ¿Por qué, SEÑOR, nos desvías de tus caminos,y endureces nuestro corazónpara que no te temamos?Vuelve por amor a tus siervos,por las tribus que son tu herencia.