5 El SEÑOR volvió a decirme: