17 Pero a la nación que no obedezca, la desarraigaré por completo y la destruiré», afirma el SEÑOR.