18 Di al rey y a la reina madre:«¡Humíllense, siéntense en el suelo,que ya no ostentan sobre su cabezala corona de gloria!»