23 Pero tú, SEÑOR, conocestodos sus planes para matarme.¡No perdones su iniquidad,ni borres de tu presencia sus pecados!¡Que caigan derribados ante ti!¡Enfréntate a ellos en el momento de tu ira!