21 Yo te hablé cuando te iba bien,pero tú dijiste: “¡No escucharé!”Así te has comportado desde tu juventud:¡nunca me has obedecido!