26 En ese momento me desperté, y abrí los ojos. Había tenido un sueño agradable.