10 Entonces el rey ordenó al etíope Ebedmélec:—Toma contigo tresa hombres, y rescata de la cisterna al profeta Jeremías antes de que se muera.