28 Y Jeremías se quedó en el patio de la guardia hasta el día en que Jerusalén fue capturada.