4 Así que ni Johanán hijo de Carea, ni los jefes militares, ni nadie del pueblo, obedecieron el mandato del SEÑOR, de quedarse a vivir en el país de Judá.