21 Quítame la mano de encimay deja de infundirme temor.