12 Yo vivía tranquilo, pero él me destrozó;me agarró por el cuello y me hizo pedazos;¡me hizo blanco de sus ataques!