22 Acepta la enseñanza que mana de su boca;¡grábate sus palabras en el corazón!