24 Antes que el pan, me llegan los suspiros;mis gemidos se derraman como el agua.