4 Así fue como las tribus de Manasés y Efraín, descendientes de José, recibieron como herencia sus territorios.