21 Pero el pueblo insistió:—¡Eso no pasará jamás! Nosotros solo serviremos al SEÑOR.