22 Y Josué les dijo una vez más:—Ustedes son testigos contra ustedes mismos de que han decidido servir al SEÑOR.—Sí, sí lo somos —respondió toda la asamblea.