8 —Señor —dijo Felipe—, muéstranos al Padre y con eso nos basta.