8 Y cuando él venga, convencerá al mundo de su errora en cuanto al pecado, a la justicia y al juicio;