16 Ellos no son del mundo, como tampoco lo soy yo.