38 ni vive su palabra en ustedes, porque no creen en aquel a quien él envió.