40 Al oír sus palabras, algunos de entre la multitud decían: «Verdaderamente este es el profeta».