56 Abraham, el padre de ustedes, se regocijó al pensar que vería mi día; y lo vio y se alegró.