10 Entonces los israelitas clamaron al SEÑOR:—¡Hemos pecado contra ti, al abandonar a nuestro Dios y adorar a los ídolos de Baal!