3 Cuando Micaías le devolvió a su madre las mil cien monedas de plata, ella dijo:—Solemnemente consagro mi plata al SEÑOR para que mi hijo haga una imagen tallada y un ídolo de fundición.a Ahora pues, te la devuelvo.