11 y escucha lo que digan. Después de eso cobrarás valor para atacar el campamento».Así que él y Furá, su criado, bajaron hasta los puestos de los centinelas, en las afueras del campamento.