24 La grasa de un animal muerto o destrozado podrá usarse con cualquier otro fin, menos para comerla.