8 La piel de la víctima del holocausto también será para el sacerdote que la ofrezca.