26 Los que lo oyeron preguntaron:—Entonces, ¿quién podrá salvarse?