9 Lo acosó con muchas preguntas, pero Jesús no le contestaba nada.