34 «¡Es cierto! —decían—. El Señor ha resucitado y se le ha aparecido a Simón».