51 Sucedió que, mientras los bendecía, se alejó de ellos y fue llevado al cielo.