21 Pedro, acordándose, le dijo a Jesús:—¡Rabí, mira, se ha secado la higuera que maldijiste!