19 Ellos se pusieron tristes, y uno tras otro empezaron a preguntarle:—¿Acaso seré yo?