24 Si un reino está dividido contra sí mismo, ese reino no puede mantenerse en pie.