32 pues había mucha gente sentada alrededor de él.—Mira, tu madre y tus hermanosa están afuera y te buscan —le dijeron.