29 —Esta clase de demonios solo puede ser expulsada a fuerza de oracióna —respondió Jesús.