35 Luego mandó que la gente se sentara en el suelo.